El precio del vino sigue cayendo

 

Se trata de los tintos genéricos y el blanco escurrido. Desde las entidades aseguran que la situación no es tan dramática como se plantea y que pronto llegará el equilibrio.

Desde hace cinco meses, el mercado de traslado muestra precios en baja. Con diferentes matices, las categorías más afectadas han sido los tintos genéricos y el blanco escurrido. Desde el Instituto Nacional de Vitivinicultura aseguraron que hay 4 meses de existencias vínicas.

Datos del organismo muestran que en el país, el total de existencias vínicas asciende a 17.719.745 hl, de los cuales 10.216.878 hl (57,66%) están en manos de las propias bodegas de distinta naturaleza (grandes fraccionadoras, fraccionadoras y trasladistas) y los restantes 7.502.867 (42,34%) pertenecen a terceros. El 42% se encuentra distribuido entre 4.000 terceros.

Aunque los números son muy ajustados para el mercado de traslado de vinos de tintos, hay una situación muy distinta en los vinos blancos, especialmente en el blanco escurrido, que ha tenido una caída de 40 centavos en 5 meses.

Datos de la Bolsa de Comercio de Mendoza, correspondientes al precio promedio de las operaciones mensuales muestran que para el caso de los vinos tintos genéricos, el precio fue de $2,15 el litro para las operaciones de contado y $2,27 para las operaciones financiadas durante el mes de septiembre. No obstante, el comportamiento del precio de este vino muestra una variación del -5,2% para el precio contado y del 1,3% para el precio financiado comparado con el mes de agosto. En lo que va del año, este vino tuvo su precio más alto de contado en el mes de abril ($2,37) y el precio más alto financiado en el mes de mayo ($2,57). De allí en adelante, tanto para una forma de comercialización como para la otra, el precio viene cayendo.

La situación para el precio del blanco escurrido es similar. El precio financiado viene cayendo desde mayo sin parar. Mientras que en abril el precio del este vino era de $1,60 por litro financiado, en septiembre fue de $1,17.  Lo mismo sucedió con las operaciones registradas al contado que tuvieron su pico en abril y cayeron al mismo precio que las financiadas en el mes de septiembre.

PRECIOS

Esperando la cosecha

Consultado sobre las perspectivas del precio del vino en el mercado de traslado, el gerente de Bodegas de Argentina, Juan Carlos Pina sostuvo que “el precio se determina en función de la demanda. En el mercado interno se registró un caída del 7,3% de la demanda en el período enero-agosto, en comparación con igual período de 2009. Las exportaciones de vino a granel, por su parte, también disminuyeron”.

Un dato importante es que en el período enero – agosto de 2010, las exportaciones de vino a granel sin mención varietal sufrieron una gran caída, (-46%) en volumen comparado con 2009. Ésta era una gran vía de escape y de descompresión para el precio del blanco escurrido en el mercado de traslado.

“Estamos esperando la próxima vendimia. Si el stock es normal, los precios serán compatibles con la situación que hoy enfrentamos y se mantendrán estables. Si bien hay una importante cantidad de vino blanco, en especial blanco escurrido,  aún en las bodegas, la demanda de blancos representa sólo el 25% del total”, admitió Pina.

Por su parte, el gerente de la Unión Vitivinícola Argentina (UVA), Sergio Villanueva, dijo que “el mercado de traslado no está en una situación tan dramática como se plantea. Hoy, las perspectivas para el caso del tinto muestran una existencia acotada. Muchas empresas van a recomponer stock de tintos en los próximos meses y el precio se va a estabilizar. En tanto, el tema del mercado de tintos y blancos varietales está bien encaminado”.

Además, el dirigente, agregó: “Particularmente creo que el piso del precio de los blancos está dado por el piso del precio de exportación a granel. Hay que buscar herramientas para que con la nueva vendimia se puedan recuperar mercados como Rusia y además, hay que tener en cuenta que las perspectivas para las exportaciones de mosto son duplicar la cantidad exportada este año”.

Villanueva aclaró que hay tener en cuenta a los pequeños productores y buscar la forma de integrarlos. “No se puede mirar a la vitivinicultura global sólo por estos casos, porque sería como mirar por la cerradura de una puerta”, indicó. No obstante, se mostró optimista sobre que los precios encontrarán su punto de equilibrio.

Mauro Sosa, del Centro de Viñateros y Bodegueros del Este, aseguró que en el zona hay preocupación y que durante esta semana se han llevado a cabo reuniones con productores (una en Junín donde asistieron 200 productores) en donde ya se ven varios problemas.

“Por el precio del vino siempre hay que preocupación y esa comunicación se expresa en reuniones que hemos tenido con los productores que se muestran inquietos con esa situación. Creo que las medidas deben ser oportunas. En julio presentamos una nota al gobierno en donde exponíamos esta situación y se pedían algunas medidas”, describió.

Agregó que “el crédito para exportación de blancos es una buena señal pero que tendrá un efecto en el mediano plazo. Por eso, debe complementarse con otra medida con efecto inmediato”.

 

Fuente: Area del Vino

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: