OPEP mira de reojo a Libia (sumaría oferta)

El derrumbe del petróleo sigue dominando el escenario mundial teniendo como claves, de esta crisis, la incertidumbre sobre la economía china, la fortaleza del dólar y la guerra en el seno de la OPEP, que ante el exceso de oferta presagia nuevas turbulencias. Desde Morgan Stanley, Goldman Sachs hasta el Deutsche Bank pronostican precios cercanos a los u$s 20 por barril sino se corrige la oferta excedente o interviene la OPEP.

Sin embargo hay dos factores que podrían impactar en el precio del crudo, pero con diferentes direcciones. Uno de ellos, quizás, el menos probable, es la escalada del conflicto entre Arabia Saudita e Irán. En tal sentido, ante un escenario de guerra entre ambos referentes de la OPEP nadie soslaya que los precios volarían, sobre todo, si hay ataques a las instalaciones de carga y distribución de esos países.

El otro factor, que ha entrado en el radar de algunos analistas, es Libia, que por la guerra civil, tras el derrocamiento de Muamar el Gadafi en 2011 (en medio de la “primavera árabe”), pasó de ser un importante productor a tener un estatus de casi socio residual en la OPEP.

Libia sobrevive desde entonces en medio de una inestabilidad marcada por una guerra civil entre varias facciones que se disputan el poder. Pero el mes pasado varios líderes firmaron un acuerdo para acabar con el conflicto y formar un gobierno unificado y provisional. Si bien es prematuro aventurar que el país recupere la estabilidad si marca un quiebre.Claro que si bien desde el punto de vista geopolítico sería una grata noticia que la situación libia se reencauce, para el mercado petrolero constituiría una nueva amenaza. Así lo destaca Helima Croft, analista de RBC Capital Markets en un reciente informe. Vale señalar que Libia llegó a alcanzar una producción de más de 2 millones de barriles diarios (en 2015 no superó el medio millón).

Si bien los expertos señalan a Irán como un factor de riesgo para los precios del crudo si aumenta sus exportaciones ante el levantamiento de las sanciones internacionales, para Croft “Libia es la opción más real este año de un aumento de la oferta dentro de la OPEP”. “Con desafíos políticos y de seguridad, y más de un millón de barriles sin producir (respecto a la capacidad anterior al conflicto), es uno de los pocos países de la OPEP que podría aumentar significativamente su producción en 2016”, señala.

Por el momento, se trata de una nueva hipótesis ya que el nuevo gobierno de Trípoli tiene previsto reunirse en Túnez para diseñar los primeros pasos del proceso para estabilizar el país. Croft estima que en un ambiente más benigno, se podría imaginar un escenario en el que Libia incremente su producción en 950.000 barriles diarios, quién no soslaya los contratiempos e imprevistos que pueden surgir en contra del gobierno de unidad. Al respecto, la amenaza del Estado Islámico es un gran dolor de cabeza para Trípoli.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: