Reunión entre el Gobierno y Chevron para evaluar el desarrollo de Vaca Muerta

Houston (Enviado especial). Que la extracción de petróleo no convencional en Neuquén no sería viable con un precio local del petróleo como el del mercado internacional –que hoy navega por los 45 dólares- es una aserción compartida por toda la industria de Oil & Gas. Con un precio sostén de 67 dólares por barril –como el avalado por el Gobierno-, la producción de shale oil en Vaca Muerta apenas si hace sentido. De ahí que anticipar qué camino tomará el Gobierno en materia de precios domésticos del hidrocarburo es, quizás, el principal issue que preocupa a los empresarios del sector. En especial a los que han invertido dinero en los yacimientos no convencionales de la cuenca Neuquina.

Ali Moshiri, presidente de Chavron para África y América latina, lidera esa nómina. El ejecutivo iraní fue quien motorizó que la petrolera norteamericana desembolsara US$ 2700 millones en los últimos tres años en Loma Compana, el primer campo de shale oil del país, en asociación con YPF. Para él es prioritario saber qué pasará con el petróleo en la Argentina.

Para despejar esa interrogante nada mejor que hablar en persona con Juan José Aranguren, responsable de esa área en el gobierno de Mauricio Macri. Eso fue exactamente lo que hizo Moshiri, que aprovechó la estadía del ministro de Energía y Minería en la ciudad -fue el orador central en un seminario organizado por el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG)- para hablar a solas con él.

En un encuentro que terminó de definirse a último momento, el ejecutivo de Chevron arribó a media tarde al Double Tree Hotel –sede del evento- y conversó con Aranguren durante no más de 30 minutos en el lobby ubicado en planta baja. Aunque se trató de una charla informal, fue el primer encuentro de Moshiri con el funcionario que marca el pulso del área energética del Gobierno. La preocupación del directivo en torno a si el desarrollo de los recursos no convencionales seguirá siendo una prioridad para YPF y el Ejecutivo hizo sentido con el título de la jornada organizada por el IAPG, denominada “Shale Argentina: el futuro de Vaca Muerta”. El Inversor Online fue el único medio acreditado para cubrir el seminario, que contó con la presencia de más de 300 directivos del sector petrolero, por encima de la expectativa inicial de los organizadores.

Aranguren respondió una amplia cantidad de preguntas de inversores y luego, en diálogo con medios internacionales, explicó que YPF determinará su plan de negocios en forma autónoma con control de su Directorio (“el Gobierno sólo participará de las asambleas”, afirmó) y que a fin de año productores y refinadores de petróleo volverán a negociar cuál será el precio interno del crudo durante 2017. Su idea, a priori, es que el precio sostén se mantenga hasta que el barril se acerque a los 60 dólares en el plano internacional, aunque aún es temprano para hacer pronósticos porque, en definitiva, el valor interno del crudo estará determinado con lo que suceda con el tipo de cambio. Despejar esa ecuación es clave para Moshiri, que a partir de la salida de Miguel Galuccio –con quien mantenía una estrecha relación- debe recomponer su agenda con la Casa Rosada para definir qué estrategia seguirá Chevron en Vaca Muerta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: