Deberíamos recibir inversiones de u$s 25.000 millones por año

DIÁLOGO CON HORACIO REYSER TRAVERS
El asesor del presidente Macri tiene como misión lograr que el país se transforme en un centro de atracción para inversores extranjeros. Habló del interés de empresas de EE.UU. y Asia.

Horacio Reyser
Horacio Reyser acompaña a Mauricio Macri en cada una de las reuniones que el primer mandatario mantiene con los principales inversores extranjeros. Desarrolla sus tareas en coordinación con la Agencia de Inversiones y los ministerios.Fue vicepresidente del consejo empresario del Centro para la Apertura y Desarrollo de América Latina y hasta el año pasado, socio de Southern Cross, el mayor fondo de inversión en Latinoamérica, con activos por unos 2.000 millones de dólares. En un reportaje concedido a Ámbito Financiero detalló cuáles son las posibilidades de inversión que se abren para el país.

Periodista: Se habla mucho de la inversión externa. ¿Cuántos fondos o empresas han venido a manifestar su interés por invertir enla Argentina? ¿En qué rubros y por qué montos?

Horacio Reyser: Desde que estuvimos en Davos con el presidente Mauricio Macri, han sido incesantes las visitas y no hemos parado de recibir a inversores, compañías y fondos. Hemos tenido reuniones con el presidente, otros han sido recibidos por la Agencia de Inversores y en casi todos los ministerios. Por mencionar algunos inversores, han venido de Medio Oriente, de Qatar y manifiestan interés en invertir en todo lo que tiene que ver con agro- industria, les interesa el concepto de desarrollo de áreas que hoy no son productivas -la posibilidad de expandir nuestra frontera agrícola a través de obras hídricas-. Tenemos identificados unos 4 millones de hectáreas que se podrían incorporar a la producción. Entonces estamos trabajando para encontrar esquemas colaborando el Estado y los privados para hacer viable una zona que hoy no es productiva. Hay que tener en cuenta que son inversiones importantes, de unos 500 millones de dólares. Otra área es energía en general, tanto por gas, renovable y térmica. Ya se sabe que en renovables por la ley, habrá una inversión de 20.000 millones de dólares, al igual que en energía térmica en ciclos combinados por unos 10.000 millones de dólares en 10 años. En estos rubros han manifestado interés compañías norteamericanas, japonesas, otras asiáticas. De hecho ya han participado, como es el caso de General Electric que formó parte de la licitación de energía distribuida. Empresas de Israel también han manifestado interés en temas de energías alternativas.

P.: ¿Cuántas inversiones externas podrá captar la Argentina?

H.R.: Latinoamérica recibe unos 170.000 millones de dólares por año y nosotros deberíamos estar por encima de unos 25.000 millones de anuales de inversión extranjera directa en un período de un par de años. Esta meta (de inversión) tendríamos que mantenerla por muchos años, si logramos mostrar una madurez política. Hoy la inversión se ubica en unos 7 mil a 11 mil millones de dólares y tengamos presente que parte de ese monto era obligado, porque las empresas no podían remitir utilidades.

P. ¿Qué dudas tienen los inversores?

H.R.: Una de las principales dudas que manifiestan es “este mensaje que es tan claro” por cuánto tiempo se va a mantener, y no lo preguntan por el Gobierno, sino por la clase política en general. Algunos esperan signos de madurez política como fue, por ejemplo, cuando nos acompañó Sergio Massa a Davos . El propio diputado nos dijo que “cuando se trate de crear empleo para los argentinos vamos a estar juntos, más allá de las diferencias políticas”. Ver a varios gobernadores juntos cuando vino el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Estas son señales muy fuertes. Lo más concreto que ellos vieron fue la votación por el acuerdo con los holdouts que fue aprobado con una amplia mayoría.

P.: ¿Hubo algún sector o país que le sorprendió que quiera venir a invertir?

H.R.: Me sorprendió ver la cantidad de inversores que hace mucho tiempo no pisaban el país. Por ejemplo, fondos americanos que no venían a la Argentina y ahora están llegando cada tres semanas para analizar dónde pueden encontrar una oportunidad para invertir. Estos grupos tienen muchos inversores atrás y son referentes para otros inversores. Hubo mucho interés de Corea, de Japón. Este país lleva adelante un trabajo para ir avanzando y viendo de qué manera puede participar y ampliar inversiones.

P.: ¿Y China?

H.R.: China es y seguirá siendo uno de los principales inversores y financiadores de proyectos en la Argentina y hay una vocación por que esto continúe, pero la idea es diversificar un poco más nuestra cartera de inversores. Tradicionalmente Argentina ha recibido inversión de Europa, Estados Unidos y de otros países. La intención es mantener y profundizar las inversiones que pueda realizar China, pero también diversificar un poco.

P.: ¿La intención es no ser Chinadependientes?

H.R.: Sí, pero dado que nosotros aspiramos a atraer más inversión, esto no significa acotar inversiones de China. Es volver a generar ciertas relaciones que se habían reducido significativamente como, por ejemplo, con España u otros países europeos que supieron ser grandes inversores y que se replegaron mucho tiempo. Creemos que pueden volver a ser inversores muy importantes.

P.: La “lluvia de inversiones” todavía no se dio. ¿Cuándo llegará el común de la gente a ver estas inversiones?

H.R.: Las inversiones tienen un proceso de maduración, de evaluación, de preparación de proyectos, pero lo que está pasando es lo que debía pasar. Superado el tema de los holdouts, abierto el control de capitales, lo normal es que venga inversión de portafolio y es lo que está ocurriendo. La inversión que hubo es a través de nuevas emisiones del Gobierno, de las provincias y emisiones tanto de deuda como de capital de empresas argentinas que no podían acceder al mercado de capitales. Esto significa unos 30.000 mil millones de dólares. Esta inversión es la que antecede a la inversión productiva. También tenemos un incremento importante de ingresos de divisas que surge de los datos del Banco Central, hay fusiones y adquisiciones, hay reinversiones de empresas, todo eso es lo que va a constituir la inversión anual que será superior a los valores que teníamos. Volviendo a la pregunta, en lo que resta del año, la gente lo comenzará a ver con la obra pública. También cuando empiece a despejar el tema de la inflación para fin de año, cuando comience a decantar y lleguemos a los objetivos previstos, esto también despejará el horizonte y permitirá materializar inversiones que están esperando señales.

P.: ¿Es de suponer que las inversiones comenzarán a sentirse más el año que viene?

H.R.: La licitación de energías distribuidas ya ocurrió y son más de 2.000 millones de dólares de inversiones que Argentina no recibía. La licitación de energías renovables tiene fecha para septiembre y es un test importante para nosotros, porque se trata de miles de millones de dólares y están apareciendo propuestas de financiamiento a 10 y 15 años. Creo que va a ser una licitación exitosa y son 2.000 millones de dólares. Hay proyectos ya anunciados de litio en el Norte, de Corea, de Australia, esto ya ocurre. Las automotrices, más allá del desafío que nos impone hoy Brasil, están confirmando inversiones en Argentina. También otras empresas como Coca Cola anunció inversiones por 1.000 millones de dólares en un par de año y cabe indicar que es el principal comprador de frutas de Argentina en el Norte.

P.: Hubo interés de inversores en participar a través del sistema de participación público-privada?

H.R: Sí. Hay un grupo que efectúa inversiones en salud que está interesado en invertir en hospitales nuevos y también en existentes para llevarlos a un nivel de infraestructura como corresponde. Han trabajado en otros países con el sistema de participación público privada (PPP) y lo quieren replicar en Argentina. Son capitales de origen europeo y lo han aplicado en España. Lo que ofrecen son inversiones en infraestructura, equipamiento moderno y que se pague en 10 o 15 años. Básicamente ellos aportan el financiamiento y la construcción, la tecnología, los equipamientos complejos y el Estado brinda su sistema de salud y ellos se cobran a través de un canon. También muchas compañías están interesadas en el sistema de PPP para obras en autopistas, rutas, transporte urbano, las líneas de subte, centros de conexión. Por ejemplo, en Perú a través de este esquema, se lleva a cabo la construcción de toda una la línea 2 de metro; son unos 27 kilómetros, con un costo de 5 mil millones de dólares (incluyendo los trenes) y financiado a través del mercado de capitales y el Estado no pone la plata sino que lo paga a largo plazo. El sistema PPP es acceder a otra manera de financiamiento para obras.

P: Se viene el Foro de Inversiones en Argentina. ¿Qué expectativas tienen?

H.R.: Personalmente participo en el Comité que organiza el evento. Hay confirmaciones muy importantes como los titulares de grandes empresas locales e internacionales, pero también de Pymes y emprendedores. El último día del Foro, el 15 de septiembre, es sólo para emprendedores. Ya confirmaron su asistencia los CEO a nivel mundial de Dow, Coca Cola, Siemmens, es una oportunidad para escuchar los planes de cada ministerio. La red de convocatoria empezó el año pasado con el propio presidente cuando estuvimos en Davos y la expectativa es que será un evento con mucha participación.

Link: http://www.ambito.com/diario/850830-deberiamos-recibir-inversiones-de-us-25000-millones-por-ano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: